Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Universidad EAFIT
Carrera 49 # 7 sur -50 Medellín Antioquia Colombia
Carrera 12 # 96-23, oficina 304 Bogotá Cundinamarca Colombia
(57)(4) 2619500 contacto@eafit.edu.co
EAFITEscuelasEscuela de Economía y FinanzasEsc. de Economía y Finanzas / Bulletin NewsLa senda positiva del ISE fue truncada por el COVID-19 en el 2020

Opinión / 03/04/2020

La senda positiva del ISE fue truncada por el COVID-19 en el 2020

​Se observa, en el último dado divulgado por el DANE, una tendencia positiva de crecimiento del Índice de Seguimiento de la Economía( ISE ). Sin embargo, a partir de marzo de 2020, enfrentamos un shock de oferta que puede yuxtaponerse con uno de demanda en próximos periodos, lo que hará de la situación nacional e internacional  una situación sin precedentes. Será un reto muy grande para los hacedores de política económica intentar estabilizar el ciclo económico y evitar grandes caídas en el crecimiento de las economías.


De acuerdo con el Departamento Nacional de Estadística (DANE, 2020), el Índice de Seguimiento de la Economía (ISE) en el mes de enero de 2020 presentó un valor de 105.4 en su serie original, lo que representa un crecimiento de aproximadamente el 3,5% con respecto al mismo periodo del año inmediatamente anterior. 

Lo anterior, muestra una senda de crecimiento positivo para la economía colombiana, por tratarse de un indicador contemporáneo de la dinámica económica. Es de destacar que después de tres años de crecimientos anuales exiguos de 1.6%, 1.4% y 1.8% en los años de 2016, 2017 y 2018, respectivamente, se empezaba a cambiar la tendencia con crecimientos por encima del 3% en los años 2019 y 2020: 

El ISE, en efecto. crecía a valores cercanos a los de enero del año 2015, que tuvo un crecimiento del 3.5% con respecto al mismo periodo del año inmediatamente anterior (Ver gráfico N° 1). La gráfica muestra una recuperación en U de la economía colombiana que se venía consolidando entre los años 2019 y 2020.


Grafico N° 1. Crecimiento anual ISE a enero


Fuente: Dane

En su serie de tendencia-ciclo, el ISE presentó un valor para el mes de enero del 2020 de 111,4, mostrando un crecimiento de aproximadamente el 0.4%, con respecto al mes inmediatamente anterior. Este hecho también muestra un cambio desde el mes de julio del año 2019, donde su crecimiento fue de 0.1%, y para los meses de agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre, en los que fue de 0%, 0%, 0.2%, 0.3% y 0.4% respectivamente. Esto confirma lo anteriormente enunciado indicando, también, que en su serie de tendencia-ciclo, el ISE muestra una tendencia a un mayor crecimiento. 

Por último, en su serie desestacionalizada, el ISE a enero de 2020 tuvo un valor de 111.5, mostrando un crecimiento del 3,5% en términos anuales, mostrando un crecimiento ascendente desde el mes de septiembre de 2019, con crecimientos del 2.6%, 3.1%, 3.0%, 3.3% para septiembre, octubre, noviembre y diciembre del año 2019. 

Estos resultados muestran una tendencia positiva de crecimiento del ISE. Sin embargo, a partir de marzo de 2020, enfrentamos un shock de oferta que puede yuxtaponerse con uno de demanda en próximos periodos, lo que hará de la situación nacional e internacional actual una situación sin precedentes, Será un reto muy grande para los hacedores de política económica intentar estabilizar el ciclo económico y evitar grandes caídas en el crecimiento económico de las economías.

Es claro que la recesión actual no es una probabilidad sino un hecho que tenemos que enfrentar, y que es su magnitud lo que nos debe preocupar . El entorno internacional enfrenta una mezcla muy peligrosa de factores, porque a la guerra comercial entre China y EEUU la siguió una disputa de aliados petroleros, como lo es el caso de Arabia Saudita y Rusia, donde la respuesta del primer país ante la ruptura de sus relaciones con su aliado fue incrementar la producción de petróleo llevando a una caída muy fuerte de su precio.

A esta disputa se suma la caída de la demanda mundial por el crudo, lo que lleva a una conjugación de factores de oferta y demanda, que amenaza con llevar los precios del petróleo a niveles por debajo de los U$30 el barril y deja a muy pocos productores en capacidad de ser competitivos a estos precios -dado que los costos de producción les pueden representar grandes restricciones para acceder a este mercado-. 

En este sentido, la muy reciente intervención del presidente Trump ha frenado la caída, pero el precio sigue siendo bajo, respecto a las expectativas que se tenían a principio del año. La situación de alta liquidez internacional, por otra parte, le resta capacidad de maniobra a los hacedores de política monetaria para enfrentar la recesión. Y, además, el COVID-19 que genera una ruptura en las cadenas de producción mundial y que ha llevado una parálisis de muchas actividades económicas, cuya duración es aún incierta. Es decir, el COVID-19 representa un gran shock de oferta que, en próximos periodos, y aún a pesar de las medidas de contención y mitigación en la mayoría de las economías, llevará a un aumento en el nivel del desempleo mundial, hecho éste que desencadenará, con una alta probabilidad, una gran crisis de demanda, liderada por la reducción en el consumo de los hogares y la inversión privada.

Se tiene entonces que, al realizar un ejercicio tomando como base las simulaciones del Modelo de Equilibrio General (MEG) de la Universidad EAFIT, podemos visualizar lo que puede acontecer para el ISE en el 2020. Tomando como base un escenario donde enfrentamos el problema con medidas de contención y mitigación, tendríamos que el ISE proyectado tendría un valor al finalizar el año de 120.3, mostrando un crecimiento negativo del orden -1.91% mostrando así un escenario donde el desempeño del ISE se invertiría totalmente, pasando de una U en su tasa de crecimiento anual en su serie original a una U invertida en niveles al finalizar el año 2020 (Ver gráfico N° 2).  


Grafico N° 2. Proyección anual del ISE a diciembre


Fuente: Dane

Es claro, entonces, que el COVID-19, conjugado con una serie de factores a nivel nacional e internacional – y ciertas vulnerabilidades de la economía colombiana- ha terminado por invertir y cambiar el desempeño del ISE, pasando de una U que nos brindaba elementos positivos para la economía colombiana, a una U invertida, que nos obligará seguramente a considerar la posibilidad de utilizar instrumentos de política económica heterodoxos, con el fin de abordar una crisis sin precedentes en nuestra historia reciente.

Referencias:

Recuperado el 17 de marzo de 2020:

Recuperado el 2 de abril de 2020:



Última modificación: 05/04/2020 12:14

Escriba su opinión sobre este artículo